Las centrales del sindicalismo alternativo, las tres CTA, dan comienzo este lunes a un paro de 36 horas, en rechazo a la política económica del gobierno. La medida de fuerza traerá  cambios en los recorridos de varias líneas de colectivos, desvíos de calles en el centro porteño y desde las 20 hs. -en la previa del reclamo nacional impulsado por la CGT-, la interrupción del servicio de subte.

Referentes de la CTA de Hugo Yasky y Pablo Micheli precisaron que el paro se iniciará a las 12, pero que el acto principal tendrá lugar en la Plaza de Mayo a partir de las 15.

La medida será protagonizada por la misma CTA, junto al Frente Sindical para el Modelo Nacional, que agrupa a Camioneros, la Bancaria y a diversos sindicatos afines al kirhnerismo) y a organizaciones de izquierda.

La primera concentración se llevará a cabo a las 10 de la mañana en el Puente Pueyrredón. Luego, se marchará a la Plaza de Mayo por la avenida 9 de Julio y avenida Belgrano. Precísamente, las columnas de la CTA y del Frente Sindical para el Modelo Nacional se formarán en la esquina de esas dos avenidas.

A su vez, la Izquierda y otros Gremios se reunirán a las 13 en el Obelisco.

La CTA autónoma, encabezada por Ricardo Peidro, realizará al mediodía en Puente Pueyrredón una actividad propia y confluirá luego junto con otras organizaciones sociales como la CTEP, Barrios de Pie, la CCC, entre otros, en la Plaza de Mayo.

Desde la Secretaría de Transporte del gobierno porteño dejaron saber que se destinarán 400 agentes de tránsito a ordenar el flujo vehicular y que estarán distribuidos en las inmediaciones de Plaza de Mayo, el Congreso de la Nación y la Av. 9 de Julio.

Fuente: infobae